SHAZAM! Una nuevo éxito por parte de WB y DC Comics – Reseña


Por Camilo Bohórquez
Twitter: @cabobe


Para el universo reciente de películas basadas en los personajes de DC Comics, atrás quedaron aquellos lugares lúgubres y sombríos donde el poder de un superhéroe estaba rodeado y, porqué no decirlo, condenado a asumir su rol de héroe a través de un camino lleno de sacrificios y desolación. Independiente de si era o no una buena visión, la realidad es que para la crítica y la mayoría de público general esa visión no estaba funcionando y por ello fue necesario un cambio de enfoque incluso interno dentro de Warner Bros, aunque aspectos de Justice League y Wonder Woman mostraban parte de ese cambio a un universo más dinámico, fue el reciente éxito de Aquaman el que demostró que lo que el público quería eran historias que mostraran en todo su esplendor superhéroes que brillasen más por su carisma y valía de héroe que por lo difícil de sus caminos.

Finalmente llega SHAZAM! y ella confirma el compromiso de Warner Bros y DC Comics de dar historias entretenidas que aprovechan de mejor forma las cualidades que hicieron a los superhéroes de DC Comics grandes entre las audiencias.

Shazam, personaje creado en 1939 por Bill Parker y Clarence Charles Beck, es un héroe con poderes muy similares a los de Superman, pero con dos aspectos distintivos clave: el primero, es el origen de sus poderes que están asociados al mundo de la magia, su nombre representa los poderes que hereda de deidades griegas (Salomón, Hércules, Atlas, Zeus, Aquiles y Mercurio), todos poderes dados a partir de la magia; el segundo, su aspecto distintivo y el que lo hace único entre otros superhéroes es que es solo un adolescente común y corriente que al pronunciar “SHAZAM!” se transforma en el tipo alto, musculoso y con traje llamativo de superhéroe que muchos distinguen gracias a su capa blanca y gigante rayo en el pecho.

En la película SHAZAM! conocemos a este adolescente, Billy Batson, un muchacho huérfano que solo busca encontrar su familia, que ha crecido solo de hogar en hogar, de donde siempre huye porque siente que no encaja. Siempre se ha defendido solo y por ello no cree en que una familia adoptiva le de lo que busca, solo quiere encontrar a su madre verdadera para estar en el lugar que siente perdió por su culpa. Billy es forzado a irse con una familia adoptiva donde conoce a otro adolescente, Freddie Freeman, un muchacho parapléjico que dedica su tiempo a ser fan de superhéroes como Batman, Aquaman o Superman (cabe aclarar que esta película está en el mismo universo de Justice League). Mientras tanto, en un lugar remoto, un mago ya algo viejo y débil lucha con sus últimas fuerzas por mantener bajo control el poder de los 7 pecados capitales que amenazan con destruir a la raza humana. El mago, último de su estirpe, deberá buscar un nuevo campeón, alguien que no sucumba a la tentación y sea digno de proteger a la humanidad con ayuda de los poderes de los antiguos dioses griegos.

Shazam logra ser una película muy entretenida y divertida porque en su desarrollo entiende y plantea a la audiencia un escenario que todos en la niñez y adolescencia nos hemos preguntado ¿qué harías tu siendo niño o adolescente si tuvieras superpoderes? Es cierto que Billy al pronunciar Shazam se convierte en un tipo alto y fornido en apariencia, pero en su ser interior sigue siendo Billy, un adolescente que gusta de los videojuegos, con dudas y temores, que quiere probar cosas de adultos como una cerveza, adora comer dulces y golosinas, es irresponsable aún con sus actos y, adicional a todo esto, no tiene ni recibe ningún tipo de entrenamiento, es más, a diferencia de otros superhéroes ni siquiera ha luchado o ha sido destinado a ser un gran héroe, solo le son otorgados estos poderes gracias a tener un noble corazón y es él quien deberá decidir qué camino tomar ante esta responsabilidad.

SHAZAM! se mueve eficazmente entre la acción y principalmente la comedia y sí, como vimos en algunos adelantos se apoya bastante en humor físico de golpes, caídas, gritos y situaciones ridículas, pero funcionan muy bien gracias a su elenco encabezado por el carismático y querido por muchos de la comunidad geek Zachary Levi (Shazam), quien como expuso en el panel de SHAZAM! en San Diego – Comic Con de 2018 por más gracioso que suene, tenía el reto de comportarse y mostrarse como un adolescente, dejar de lado su faceta de adulto y junto a Asher Angel (Billy Batson) y Jack Dylan Grazer (Freddie Freeman) ser un trió de jóvenes que solo se preocupan por divertirse sin mayor conciencia de sus actos.

Otro de los puntos muy bien aprovechados en la película es la nueva familia adoptiva de Billy, que robarán muchos momentos en pantalla y ayudan a darle mucho corazón y profundidad a este superhéroe que conecta mucho con la audiencia gracias a que a través de ellos aprende de sus errores. Respecto al villano de turno, tenemos a Mark Strong (Dr Sivana) quien cumple gracias al contexto justificado que se da al personaje en los primeros minutos de la historia y sin ser tan fuerte o amenazante cumple frente al primer reto a vencer por parte de Shazam.

Al ver SHAZAM! en conjunto con las demás películas del universo DC Comics, esta se convierte en la confirmación de que estamos ante una nueva dirección Warner Bros/DC Comics, confirmación dada a través de mensajes con cosas tan sencillas como el cambio de la intro de DC Comics al inicio de la película, el arte visual y estilo menos solemne, las animaciones durante los créditos con bastante humor y en lo particular una escena al final de la película que en mi caso abre muchas dudas frente a la continuidad de uno de los personajes pilares del universo de películas DC de esta década.

No podemos decir que SHAZAM! sea un parte aguas del género ya que su historia a veces se toma cosas muy a la ligera en pro del ritmo de la película, sin embargo, logra estar a la altura de las recientemente aplaudidas Wonder Woman y Aquaman gracias a una muy buena dirección y edición, historia entretenida, humor en gran parte justificado, personajes carismáticos y un superhéroe que al final logra reunir las grandes virtudes que nos hacía de niños soñar con superpoderes. En conclusión, una película bastante recomendada que nuevamente se llevará los aplausos de la audiencia y esperamos también los de la crítica, permitiéndonos dar un parte de tranquilidad a los fans de DC Comics y una felicitación a Warner Bros por empezar a dar las películas que merecen sus grandes personajes.

P.D. Para los que siempre preguntan, sí hay escenas poscréditos, dos en total. La primera sobre un personaje del que varios tendrán que buscar su origen en las primeras historias de Shazam en los cómics y la segunda, una escena cómica por parte de Shazam frente a otro superhéroe de DC Comics con el que, ojalá, crucen camino algún día.

Ficha Técnica

  • Dirección: David F. Sandberg
  • Guion: Henry Gayden
  • Duración: 132 minutos
  • Género: Superhéroes
  • Reparto: Zachary Levi, Mark Strong, Asher Angel, Jack Dylan Grazer, Djimon Hounsou
  • Montaje: Michel Aller
  • Cinematografía: Maxime Alexandre
  • Música: Benjamin Wallfisch
  • País: Estados Unidos
  • Año: 2019




 


Suscríbete - CineVistAmigos

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram